Los Pájaros Rojos vencieron en el sexto partido de las semifinales 5-1 a los Navegantes del Magallanes para citarse con los Leones del Caracas por la gran final del béisbol venezolano

Barquisimeto.- Con una soberbia actuación de Williams Pérez, Cardenales de Lara consiguió su tercera final consecutiva, al derrotar a Navegantes del Magallanes con pizarra de 5 carreras por 1, en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez, y finalizar la serie semifinal arriba 4-2.

Pérez domó a los bates del Magallanes, como lo hicieron la mayoría de sus colegas durante toda la serie. El portugueseño lanzó 5.2 entradas en blanco, en las que sólo permitió seis incogibles, encaminando así, el triunfo de los suyos.

“Pude mantener la calma en esos primeros innings y las cosas salieron bien, a pesar de que tuve esos pitcheos un poco altos, pero hice el ajuste y me dio resultado”, dijo Pérez, que se llevó la victoria en el desafío. “Mis respetos para Francisco (Arcia), tremendo catcher, me dejo llevar por él porque conoce mejor a los bateadores, ha jugado por mayor tiempo pelota invernal que yo. Habló conmigo después de los primeros dos innings y me dijo que mantuviera la calma, que colocara los pitcheos bajitos y eso hice”.

La ofensiva de Cardenales atacó rápido en el juego a Wilfredo Boscán –abridor naviero-, al fabricarle par de anotaciones en el cierre del segundo capítulo. En ese momento, Herlis Rodríguez empujó a Alejandro de Aza desde la tercera base, para que luego Ildemaro Vargas se sacrificara con elevado que fletó a Francisco Arcia.

A partir de allí, los larenses se encargaron, a cuenta gotas, de hacerle daño al pitcheo rival, fabricándoles tres rayitas en los próximos tres tramos.

En el cierre del tercer episodio, Arcia dio hit y remolcó a Rangel Ravelo. En el cuarto, Alí Castillo fletó a Herlis Rodríguez y, en el quinto, Ravelo se voló la cerca para hacer sonar la registradora por quinta vez para los larenses y hacer crecer la algarabía en el parque barquisimetano. La bola cayó a mitad de las gradas de la izquierda

“Le doy gracias a Dios por el resultado. El equipo hizo un gran trabajo, cada quien aportó su grano de arena y estamos en la final nuevamente”, expresó Ravelo, que dio el primer y único batazo de vuelta entera de su equipo, en la serie semifinal. “Dios mediante vamos a salir victoriosos (en la final, contra Leones)”.

La única reacción de los visitantes, que se vieron sometidos ante el pitcheo cardenal, llegó en el séptimo inning, cuando Alex Romero con doble, empujó a Andrés Eloy Blanco, lo que evitó el segundo blanqueo de Cardenales en la serie.

Ricardo Gómez y Ryan Kelly, se encargaron de continuar el trabajo de Pérez durante las últimas 2.1 entradas, para así retirar a los cinco bateadores que enfrentaron y desatar la euforia en el estadio barquisimetano y de sus compañeros.

“Estoy muy orgulloso de cada uno de los muchachos y seguiremos peleando”, declaró el manager de Cardenales, José Moreno, que buscará el título ahora ante los Leones del Caracas. “(Pérez) no empezó muy bien, hizo sus ajustes gracias a Dios y nos dio seis innings muy importantes para nosotros para que luego entrara el bullpen, que también hizo tremendo trabajo”.

De esta manera, Cardenales y Leones, chocarán por octava vez en la historia del circuito criollo, para conocer al nuevo campeón del beisbol venezolano.- Por lvbp.com