Tras sus buenos comienzos, las dos raquetas españolas se despidieron de Acapulco tras sucumbir en la segunda ronda. La norteamericana Sloane Stephens también fue eliminada

Acapulco.-  Una sensación de profunda tristeza quedó en el Abierto Mexicano de Tenis-2019 que se juega en Acapulco luego de que los favoritos sentimentales, los españoles Rafael Nadal y David Ferrer, fueran eliminados en la segunda ronda por el australiano Nick Kyrgios y el alemán Alexander Zverev, respectivamente.

En un partido que Nadal calificó como "extraño", Kyrgios vino de atrás para imponerse en tres sets 3-6, 7-6 (7/2), 7-6 (8/6).

El inicio fue raro porque aparentemente el australiano llegó a la cancha en duda para jugar por una molestia estomacal.

A lo largo del primer set, Kyrgios tuvo numerosos gestos en el rostro que denotaban que no se sentía bien físicamente, y por ello no opuso gran resistencia ante Nadal.

Al principio de la segunda manga, el australiano se reunió con su equipo y dijo que tal vez sólo disputaría dos juegos más si no se sentía bien, pero repentinamente sus gesticulaciones desaparecieron.

Kyrgios se enfrascó en un dramático duelo con Nadal al que enfrentó con genialidades e irreverencias.

El español no pudo imponerse y el australiano hizo gala de su saque con 21 'aces', además de salvar nueve 'break points' y, por si fuera poco, levantó un triple 'match point' en contra.

"Nadal es un campeón maravilloso. Estoy feliz de haberle ganado", dijo Kyrgios al final del partido envuelto en rechiflas por su accionar en la pista.

Por su lado, Nadal lamentó haber dejado ir la ventaja que le acompañó durante el partido.

"Hoy ha sido uno de esos días en los que no me tocaba ganar, porque en todo momento he buscado la victoria. De 10 partidos como éste, por probabilidades, mínimo ocho lo tengo que ganar", dijo 'La Fiera de Manacor'.

Adiós con honores

A sus 36 años, Ferrer se midió con 'Sascha' Zverev, 15 años menor y segundo preclasificado, con todos los pronósticos en contra.

Aun así, vendió cara la derrota en el primer set con parcial de 7-6 (7/2). En la segunda manga, el alemán manifestó su gran superioridad y se impuso con un sólido 6-1.

De esta manera, el 'Rey David' le puso fin a su mandato en el torneo de Acapulco que pudo ganar en cuatro ocasiones (2010, 2011, 2012 y 2015) que lo convierten en el tenista más laureado del certamen junto con el austriaco Thomas Muster.

Aun con la derrota, el tenista valenciano fue ovacionado por la afición que coreó el "oe oe oe, David, David".

Ferrer se levantó de su banca a petición del público para recibir un homenaje por su entrega en el torneo y por el profesionalismo de su carrera.

"El camino se acabó. Ya no podré volver a pisar esta pista para mí es un placer haber acabado mi carrera aquí en Acapulco ante 'Sascha'", dijo Ferrer al final de partido en medio de la cancha.

"He vivido momentos inolvidables en Acapulco por el cariño que me dieron ustedes, que velen más que los cuatro títulos que gané. Los voy a echar mucho de menos. He dejado la piel y he dado todo lo que tenía", expresó 'La Pared' ante unos 9.000 aficionados que lo despidieron en el estadio Mextenis.

"Se ve que me quieren. Yo también los quiero. Soy un mexicano más", remató.

Otra campanada con las mujeres

Horas antes en el inicio de la jornada del miércoles, el cuadro de mujeres también se quedó sin la máxima favorita: la estadounidense Sloane Stephens.

La número 4 del ranking mundial se enfrentó a la brasileña Beatriz Haddad que nunca había vencido a una jugadora del 'Top Ten' pero el miércoles sucedió: ganó con un doble 6-3.

"Fue un partido complicado, ella jugó bien hoy, fue más consistente. Después de perder el primer set pensé en cambiar algunas cosas, pero simplemente no fue un buen día", admitió Stephens.