Con su victoria de 1-0 ante el Betis en el partido de vuelta selló su pase a la final que se jugará en Sevilla el próximo 25 de mayo.

Valencia. El Valencia se metió este jueves en la final de la Copa del Rey, que disputará contra el Barcelona, al ganar 1-0 en su campo al Betis en la vuelta de semifinales del torneo del KO, con un gol de Rodrigo Moreno.

El internacional español aprovechó un pase de Kevin Gameiro para marcar prácticamente a puerta vacía el gol, que metía a los 'che' en una final copera once años después.

El Valencia, que empató 2-2 en la ida como visitante, no había vuelto a jugar una final de Copa desde la final que jugó y ganó en 2008, en la que superó 3-1 al Getafe.

En el año de su centenario, el equipo valencianista se medirá el próximo 25 de mayo en el estadio Benito Villamarín de Sevilla al Barcelona, que el miércoles goleó 3-0 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, para meterse en su sexta final copera consecutiva.

El Valencia se impuso con un zarpazo de Rodrigo en un partido en el que se limitó a esperar atrás con buen orden a un Betis, obligado a marcar si quería pasar la ronda.

Control sin pegada

El equipo andaluz controló el juego buscando conectar con sus hombres de arriba, donde la movilidad de Jesé y Giovani lo Celso daba mucho trabajo a los centrales 'che'.

El Betis avisó pronto con un disparo de Joaquín desde la frontal a pase de Jesé, que detuvo el portero Jaume Doménech, que sería puesto de nuevo a prueba con otro disparo del canario.

El Betis llegaba más, aprovechando las apariciones de Sergio Canales y Joaquín por las bandas, mientras el Valencia seguía buscando robar para salir en velocidad.

Los locales probaban una y otra vez a enviar balones para las cabalgadas de Gonçalo Guedes por la izquierda, pero fallaba en la definición sin apenas poner en aprietos al meta Joel.

El Valencia dio un pequeño paso adelante tras el descanso, buscando presionar más arriba la salida del balón del Betis, que siguió con su dibujo.

Aparece Rodrigo

Cuando parecía que el gol estaba más cerca del Betis que del Valencia, Gameiro se internó en el área y ante la salida de Joel, pasó sobre Rodrigo, que remató a bocajarro prácticamente a puerta vacía con la única oposición de Mandi. 

El gol cayó como un jarro de agua fría en el Betis, que había estado llevando la iniciativa del encuentro sin encontrar el premio del gol.

Tras el tanto, el Valencia no dudó en cerrarse atrás dejando el juego al Betis, que se volcó en el ataque con la necesidad de marcar dos tantos para dar la vuelta a la eliminatoria.

El técnico bético Quique Setién metió a Loren por Francis para intentar dar algo más de verticalidad a su equipo, que volvió a tener una buena ocasión en un remate de cabeza de Mandi que se fue fuera por poco.

En el último cuarto de hora, el partido se rompió convertido en un intercambio de golpes, aunque el Betis no lograría dar la vuelta a la semifinal.

La eliminación es un duro golpe para el Betis, que en apenas una semana se ha caído de la Europa League, tras ser eliminado el pasado jueves por el Rennes en dieciseisavos de final del torneo continental, y ahora de la Copa del Rey.

Al equipo andaluz ya solo le queda su lucha por meterse en puestos europeos en la Liga española, donde es séptimo.