El de éste sábado será el tercer enfrentamiento entre los dos grandes de España, pero esta vez será por LaLiga. El “Indicito” Solari tendrá otro fuerte examen que puede traerle fuertes consecuencias.

Madrid.- Apenas tres días después de ser eliminado por el Barcelona en semifinales de la Copa del Rey, el Real Madrid vuelve a recibir al equipo azulgrana para un encuentro donde los 'merengues' se juegan sus opciones en el campeonato español y su técnico Santiago Solari su crédito.

"Somos todos responsables de las victorias y de las derrotas, es un deporte de conjunto", decía Solari el miércoles al ser preguntado por su responsabilidad en la goleada encajada (3-0) en el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, tras una buena etapa en el que el técnico argentino enderezó el rumbo del equipo, nubes de tormenta aparecen de nuevo sobre los blancos, que vuelven a pasar un duro examen en la 26ª jornada de Liga.

"Crédito a punto de agotarse", titula este viernes el diario deportivo Marca, para el que "el argentino ve como las vidas se le agotan".

Solari, de 42 años, se hizo cargo en octubre pasado de un equipo en horas bajas, sacudido por la goleada 5-1 en el Camp Nou, que precipitó la salida de su predecesor Julen Lopetegui. 

Línea ascendente

El 'Indiecito' revolucionó el equipo, apostó por la explosividad de jóvenes como Vinicius y Sergio Reguilón, y no le tembló la mano a la hora de sentar a figuras como  Marcelo, Gareth Bale, 'Isco' o Marco Asensio, que no atravesaban su mejor momento.

Su triunfo el Mundial de Clubes le afianzó en su puesto, tras un inicio al frente del equipo con cuatro victorias consecutivas, que le valió un contrato hasta junio de 2021.

Con juego más directo y coral, los resultados llegaron y el Real Madrid, que estaba noveno en la Liga cuando tomó las riendas llegó a ponerse segundo a seis puntos del Barça tras ganar 3-1 al Atlético de Madrid.

"Ahora hay que sostener esto y seguir ganando. Tenemos los pies en la tierra y sabemos que hay que seguir trabajando", afirmaba Solari tras el encuentro en el Metropolitano.

Pero, a esta victoria le siguió una derrota ante el Girona (2-1), que volvió a alejar al Real a nueve puntos del Barça en Liga, y tras sobrevivir al Levante con dos penales (2-1) en el campeonato doméstico, llegó la dolorosa derrota con el Barcelona el miércoles en la Copa, en la que el equipo blanco mostró un juego correcto, pero una preocupante falta de pegada.

"Hemos caído con honor, hemos hecho todo lo posible. No hemos sido contundentes y ellos sí que han sido muy contundentes", decía Solari tras el partido.

"La consecuencia fue dramática: decir adiós a la Copa, el título más asequible y, por ello, el que acercaba a Solari a continuar tras el verano", escribe este viernes el diario AS.

El refugio europeo

El técnico blanco pasará el sábado un nuevo examen en Liga, en el que otra derrota prácticamente supondría decir adiós a un campeonato ya muy complicado.

Le quedaría a Solari el refugio de Europa: "sólo levantar la 'Champions' le aseguraría seguir", afirma AS, a pocos días de la vuelta de octavos del máximo torneo continental el martes contra el Ájax de Ámsterdam, al que el equipo blanco se impuso 2-1 en la ida. 

"Solari sabe que se la juega a cada paso que da, pero sigue fiel a sus ideas y así seguirá", afirma Marca, que añade que "en el club piden paciencia, pero ya miran al verano".

Y todo ello, cuando vuelven a resurgir nombres de posibles sustitutos para el argentino al final de temporada.

A los recurrentes rumores sobre una eventual vuelta de José Mourinho, el diario británico The Sun publica este viernes el temor del Tottenham a que Mauricio Pochettino ponga rumbo a Madrid en verano.

Template by JoomlaShine