Ya sin el “Tata” Martino como técnico, pero con los goles del venezolano Joseph Martínez, el United comienza la temporada como el actual monarca y con la fuerte presión del Galaxy del mellizo Guillermo Barros Schelotto.

Atlanta.  Gerardo Martino ya no dirige al Atlanta pero el objetivo del United será el mismo que la temporada pasada: ganar el título de la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos.

Sin el Tata pero con dos Martínez, el también argentino “Pity” y el venezolano Josef, Atlanta es el gran favorito para revalidar el campeonato pero el Galaxy de Guillermo Barros Schelotto y Zlatan Ibrahimovic intentará evitarlo.

El United reemplazó al argentino por el holandés Frank de Boer y perdió también a su brújula en el paraguayo Miguel Almirón pero confía en “Pity”, Ezequiel Barco y el talento diferencial del vinotino para seguir dominando la competición en el tercer año de vida de la franquicia.

"Elegí Atlanta porque me gustan los desafíos. Sé que vienen de ganar títulos, vienen en un gran momento, el club está creciendo mucho. Me ha demostrado que es un club serio y ahora quiero seguir ayudando al equipo a ganar títulos", dijo Gonzalo “Pity” Martínez en su presentación.

En la Conferencia Este, el D.C. United del inglés Wayne Rooney y del argentino Luciano Acosta será uno de sus principales rivales, junto al New York Red Bulls, el Philadelphia Union del mexicano Marco Fabián y el New York City FC, que perdió al español David Villa pero sigue contando con el albiceleste Maxi Moralez.

"Sé que en esta fase de mi carrera ya no soy un jugador que vaya a agarrar la pelota y a driblar a tres o cuatro jugadores. Eso se lo dejo a Luciano (Acosta). Cuando esté de espaldas al arco y tenga el balón, se lo daré a él, entraré en el área y esperaré a que me encuentre. Desde mi perspectiva, es bastante sencillo", señaló Rooney sobre su asociación con el sudamericano.

El Mellizo y Zlatan

En el Oeste, Sporting Kansas City, Seattle Sounders y Portland Timbers batallarán por los puestos de cabeza pero todas las miradas estarán puestas en los dos equipos de Los Ángeles. 

Los Galaxy, con el Mellizo Guillermo Barros Schelotto en su banco, buscará el brillo perdido en las últimas campañas del conjunto más condecorado de la historia de la liga mientras su vecino, el LAFC, volverá a apostarlo todo al mexicano Carlos Vela y al uruguayo Diego Rossi para aspirar al título en su segundo año en la liga.

"Yo conocía la liga, conocía el país. Sabía dónde iba y dónde iba a dirigir. También conocía el desafío de los Galaxy, un equipo que en los dos últimos años no ha entrado en los playoffs y que ha perdido un poco con otros equipos el lugar de privilegio que se ganó en la historia en la liga", dijo recientemente Barros Schelotto.

El argentino, ex DT de Boca Juniors, contará para la tarea con Ibrahimovic, quien hizo 22 goles y 10 asistencias en sus 27 juegos con los californianos la campaña pasada y que ya ha avisado que va a batir en 2019 todos los récords de la competición.

"Porque dicen que soy viejo, voy a batir todos los récords de la MLS esta temporada", dijo con confianza el exdelantero del Manchester United, el París Saint-Germain y el Barcelona entre otros.

"(Ibrahimovic) nos ayuda a estar en la pelea, en que el equipo crezca y él nos va a ayudar en ese sentido (...) Ojalá que bata los récords, sería muy útil para nosotros. Con Zlatan uno nunca sabe lo que puede pasar, va rompiendo barreras constantemente", valoró "Guille".

Barros Schelotto no será el único técnico argentino en la MLS luego de que Matías Almeyda firmara como nuevo entrenador del San José Eartquakes en una liga en la que, con la llegada del FC Cincinnati, ya son 24 las escuadras que participan.

"Ha mejorado mucho el nivel de todos: del mánager general, del presidente, de los técnicos, de los jugadores... El nivel ahora es mucho más exigente. Antes tenías dos, tres o cuatro equipos que podían estar en la lucha. Hoy tienes un montón más que pueden ser campeones. Es una liga que uno no sabe hasta dónde va a llegar el crecimiento", señaló el Mellizo.

"Ahora, un paso previo a ir a Europa es venir acá. Porque económicamente es fuerte, porque está creciendo en lo futbolístico. Antes uno podía verla alejada de los mejores niveles, pero hoy sin duda que está ahí cerca", subrayó.