Con la llegada del francés al banquillo blanco recuperaron su titularidad Keylor Navas, Isco, Gareth Bale y Marcelo para vencer por 2-0 al Celta. El Atlético cayó y se aleja del título

Madrid.- El Real Madrid (3º) venció 2-0 al Celta (18º), este sábado en la 28ª jornada del campeonato español, en el regreso de Zinedine Zidane al banquillo blanco, mientras que el Atlético (2º) cayó 2-0 ante el Athletic (9º) y se deja gran parte de sus opciones de luchar por el título.

Con estos resultados el Real Madrid está a 9 puntos del líder Barcelona, que juega el domingo frente al Betis (8º), y a 2 del Atlético de Madrid, que a su vez podría alejarse 10 unidades de los azulgranas en caso de que ganen.

'Hey Jude', versión 'Zizou'

Zidane, que llevó al histórico club a ganar tres ediciones de la Liga de Campeones consecutivas (2016, 2017 y 2018), regresó de urgencia tras la llamada del presidente Florentino Pérez para resucitar a un plantel eliminado de la gran competición europea y de la Copa del Rey, y sin casi opciones en la Liga, bajo el mando de Solari.

El objetivo del francés será preparar la próxima temporada, pero por el momento lo hará con la tranquilidad que da una victoria. Dos jugadores que ocuparon habitualmente el banquillo con Solari sellaron el triunfo blanco, el centrocampista Isco (62) y el atacante galés Gareth Bale (77).

Isco, que no era titular desde enero de 2019 y que no marcaba desde diciembre de 2018, marcó tras una jugada en la que participaron Marco Asensio, que tampoco tuvo mucho protagonismo con Solari, y Karim Benzema.

Luego llegó el turno de Bale, con un disparo pegado al poste que ejecutó cerca del punto de penal.

Además, Zidane recuperó para el once al costarricense Keylor Navas, el portero de las tres Champions, relegado al banquillo por el belga Thibaut Courtois, y al brasileño Marcelo, cuyo puesto lo venía ocupando Sergio Reguilón.

"Nadie puede borrar lo que han hecho estos jugadores aquí. Y yo voy a contar con todos. Keylor, Marcelo o Isco son muy buenos. Lo que me ha gustado es que hemos centrado más de veinte veces y hemos llegado al remate", dijo Zidane sobre su 'vieja guardia'.

Con este triunfo en su regreso al Santiago Bernabéu, obtenido en su 150º partido en el banquillo blanco, el técnico recuperó la alegría de la afición, nueve meses después de haber salido por sorpresa y en plena gloria.

En el momento del anuncio de los equipos, el icono fue recibido con una ovación vibrante. Después los aficionados desplegaron una bandera en la que se veía la cara de su héroe y algunas palabras, que pronunció el francés en su presentación el lunes ante la prensa: "Amo el Real Madrid". Además la grada de animación entonó 'Zizou' con el ritmo de 'Hey Jude' de los Beatles.

Semana para el olvido

Más tarde el Atlético pagó en el Nuevo San Mamés el esfuerzo hecho esta semana en la Champions, donde cayó eliminado al perder 3-0 en Turín ante la Juventus, y culminó una semana para el olvido con una derrota que le deja casi sin opciones ligueras.

Ejecutaron a los rojiblancos los delanteros Iñaki Williams (73), sin marca tras un centro-chut, y Kenan Kodro (85), nada más entrar al campo con un tiro que desvió un defensa.

Diego Simeone decidió juntar en ataque a Antoine Griezmann con Diego Costa y Álvaro Morata, pero su tridente prácticamente no creó peligro. La mejor ocasión rojiblanca la tuvo el centrocampista ghanes Thomas Partey con un disparo lejano en la segunda parte. 

"Después del mal partido de Turín nos costó arrancar y no generamos peligro. El segundo tiempo fue diferente, el equipo demostró que quería ganar", analizó el argentino.

En os otros partidos disputados este sábado el Alavés (5º) mantuvo su buena línea al ganar 3-1 al colista Huesca y el Girona (12º) derrotó 2-0 al Leganés con un doblete de Portu (13 y 22).