En el tradicional juego de la patrona del Zulia, los rapaces fueron bendecidos y se impusieron con pizarra de 10-3 a los Tiburones de La Guaira en el único partido de este lunes

Maracaibo.- Las Águilas del Zulia no fueron ni bendecidas ni maldecidas en los 50 primeros juegos de la Chinita. Bajo el sol marabino alebrestado de tanta feria, ganaron y perdieron en igual cantidad. En la edición 51 hubo una bendición y, al menos por un año, los rapaces tendrán un historial positivo en el cotejo dedicado a la patrona zuliana.

Con ofensiva arrolladora y un trabajo largo y pulcro del abridor Ramón García Jr., los aguiluchos se impusieron 10-3 sobre los Tiburones de La Guaira, en el icónico encuentro de la occidentalidad venezolana, escenificado (como dicta la tradición) en el Estadio Luis Aparicio El Grande de Maracaibo.

Como bien lo sugiere la pizarra, y a pesar de que se puede decir que fueron favorecidos por la Chiquinquirá, los rapaces no ganaron por mero milagro. Desde el primer inning tomaron el control de las festividades con imparable remolcador de Olmo Rosario, uno de los protagonistas del choque.

Con dos anotaciones más en el cuarto acto, el Zulia reafirmó su intensidad, gracias a dobles de Jesse Castillo y José Flores, quien empujó otra carrera en el sexto episodio con imparable.

El pitcher García se apuntó la victoria (3-0) luego de 6.0 capítulos de trabajo y solo dos hits aceptados; ponchó a un adversario y no le hicieron carreras. Su efectividad en la temporada es de 1.10. José Rodríguez, quien inició por La Guaira, fue el derrotado.

“La clave fue atacar a los bateadores y ponerme adelante en la cuenta”, dijo García a la transmisión de Directv. “Mi principal pitcheo es la recta y la puse en strike, el primer envío lo puse en strike y los que bateadores se hicieran out ellos mismos”.

Después del yugo de García, Tiburones pisó dos veces el plato en el séptimo episodio con sencillo de Edgar Durán y elevado de sacrificio de Heiker Meneses. Pero lo mejor de las Águilas estaba por venir: casacas de blanco y naranja anotaron en tres oportunidades en la parte baja del mismo inning por doble barre bases de Ángel Reyes.

“Siempre voy con un plan al home. A veces te sale, otras veces no, pero salió y pudimos ganar este juego que es tan importante para el equipo y para los fanáticos. Esto es para ellos”, comentó Reyes a prensa de Zulia.

Con jonrón de Luis Bandes en el octavo acto, Tiburones maquilló un poco la decisión divina de la Chinita, que fue ratificada en la entrada baja del mismo capítulo con vuelacercas de tres carreras de Olmo Rosario, hasta ahora el único batazo fuera del parque de los rapaces.

El Zulia es primero en la clasificación con 9-3 de récord, mientras La Guaira exhibe 5-7. Lvbp.com

Template by JoomlaShine