El gobernante de facto, Nicolás Maduro, anunció el miércoles desde una visita relámpago a Guayana a lo interno de la briquetera Comsigua que el ala de refinación de Bauxilum será puesta en servicio el 15 de marzo. Técnicos de la planta ven poca factibilidad en el anuncio.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El presidente de facto, Nicolás Maduro, anunció el miércoles que la estatal refinadora de alúmina, Bauxilum, arrancará sus operaciones el próximo 15 de marzo, tras 17 meses de paralización por fallas operativas y desinversión. El anuncio lo hizo, dijo, como evidencia de que el “plan de recuperación y crecimiento de nuestro emporio industrial de Guayana va a paso firme”.

En una visita relámpago a Guayana, Maduro habló de un caudal de recursos para las industrias de metales que contrasta con la parálisis de las estatales locales, que el gobernante hizo ver como de mantenimiento y recuperación. Dijo rodearse de dirigentes sindicales de verdad, verdad, aunque quienes tomaron la palabra no forman parte de las estructuras sindicales de las industrias de Guayana.

Tras 17 meses de detención operativa del primer eslabón de la cadena del aluminio, el presidente de Bauxilum, Antonio Parra, informó que en agosto de 2018 la industria arrancó un plan de recuperación. El 22 de enero de 2019, detalló, “se puso en funcionamiento” y “se está introduciendo bauxita al sistema” para iniciar el proceso de calcinado de alúmina el 15 de marzo.

Bauxilum explota bauxita en las minas de Los Pijiguaos, en el oeste de Bolívar, que luego transforma en alúmina, necesaria luego para la reducción de aluminio primario en las también estatales Venalum y Alcasa.

“A través de nuestro hidrato podemos obtener el sulfato de aluminio para tener el agua en condiciones para el consumo humano. También permite la programación para la entrada en servicio de las celdas y nos quitamos de encima que estábamos trayendo la alúmina del exterior a precios bastante altos”, dijo Parra, cuando Maduro le pidió explicar la importancia de la producción de alúmina.

Con el arranque previsto en una semana, la meta es producir 18 mil toneladas de alúmina al mes, precisó Parra. La cifra equivale a apenas 10,8% de la capacidad de producción de la planta de alúmina, cuya capacidad instalada anual es de 2 millones de toneladas. Con este potencial, la cifra promedio de producción diaria es de 4.600 toneladas por día.

Pese a la deprimida meta, el vicepresidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Alfonso Moros, aseguró que una vez entre en funcionamiento la planta “el impacto va a ser de tal magnitud que va a permitir incrementar de una manera contundente los niveles de productividad de nuestras empresas”.

José Morocoima, un trabajador con más de 30 años de servicio en el primer eslabón del aluminio, consideró que el anuncio de arranque de la planta refinadora de alúmina es “una gran mentira”, pues desde el primer paso no se han cumplido con las labores pendientes para garantizar la puesta en marcha.

“En el muelle dicen que debería comenzar el proceso de transportación apenas suba el río, pero no se ha realizado el mantenimiento mayor de los equipos de muelle que históricamente comienza el 1 de enero. Entonces, no hay posibilidad de que se pueda hacer esa descarga porque no se hizo el mantenimiento mayor. Eso significa que ante un hipotético arranque de planta, no se garantiza el suministro de bauxita”, explicó.

Fuera de la transportación, indicó que en la planta no ha habido ningún proceso de molienda, digestión u otro proceso “que indique que tenemos semillas de alúmina para ser calcinadas. Lo que está planteado de que a partir del 15 empieza la calcinación de alúmina es una gran mentira”, recalcó.

Morocoima instó al presidente de la empresa, un trabajador con años de servicio en la planta, a decir al gobierno la realidad de la industria y los requerimientos para su puesta en servicio. “Si se trata de forzar arrancar la planta, el riesgo inmediato es una decepción por el solo hecho de que no hay las condiciones (…) Hay demasiada manipulación, mientras no se haga un diagnóstico real y se diga la verdad, es mentira que va a haber una respuesta positiva”, expresó.

Postergan arranque de segunda línea de Planta de Pellas

En paralelo, Maduro anunció que la segunda línea de Planta de Pellas de Ferrominera Orinoco que estaba previsto entrara en operación en julio de 2019, será puesta en marcha en octubre con una capacidad de producción de 3,3 millones de toneladas al año. “Vamos avanzando, pensando en grande”, expresó.

La construcción de la segunda línea de pellas es un viejo proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, según el cronograma de ejecución de los proyectos estratégicos de FMO para el periodo 2009-2014. A principios de 2018, la estatal informó que de acuerdo con el cronograma, la obra estaría culminada a finales de 2018, meta que no se cumplió.

El presidente de la CVG, Pedro Maldonado, informó que el Fondo Chino financió el proyecto por un monto de 376 millones de euros. “Nos va a dar incluso la posibilidad junto con la recuperación de la primera línea de pellas y la conclusión de todo el overhaul de la línea A y B de Sidor que estamos haciendo en este momento, de exportar pellas”, dijo.

El funcionario explicó que las líneas A y B de Sidor han sido sometidas a un proceso de reconstrucción en dos fases por una inversión de 84 millones de euros. “En octubre realizamos una primera cancelación de ese contrato por 12 millones y medio de euros como cuota inicial (…) Adicionalmente giramos la instrucción de pago para cancelar de ese proyecto 25 millones de euros adicionales que nos coloca en 37 millones 200 mil euros cancelados”, precisó.

Fuentes de la siderúrgica informaron que hasta ahora no han iniciado los trabajos de recuperación de las líneas A y B de la Planta de Pellas de Sidor, que forman parte de un proyecto demorado de rehabilitación anunciado hace más de un año. En la actualidad, solo está activa la línea B a la mitad de su capacidad instalada.

Esto en un contexto de descalabro productivo de Sidor, que cerró 2018 con una producción de 50.129 toneladas de acero líquido, apenas 1,1% del máximo registro de producción de la industria alcanzado en 2007, un año antes de la reestatización por orden del presidente fallecido Hugo Chávez.

Maduro informó también sobre la recuperación de 22 kilómetros de la vía férrea de Ferrominera de los 120 kilómetros que conectan con Ciudad Piar, 200 vagones y 10 locomotoras por una inversión de 12 millones 396 mil euros. “Es importante la culminación de la línea de pellas de Ferrominera que estamos trabajando con el Fondo Chino, son importantes los trabajos de refacción de las dos líneas de Sidor, pero es indispensable la recuperación de la línea férrea, de la capacidad de transporte porque todo va encadenado a un solo proceso productivo”, agregó Maldonado.