Cuestionaron la persecución contra los trabajadores, luego que en un acto con Maduro en Comsigua fuera detenidos tres dirigentes sindicales.

A propósito de un acto con Nicolás Maduro en Comsigua, en el que se refirió a la productividad de las empresas básicas y planes de reimpulso, la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) lo desmienten y recuerdan que el estado de abandono y paralización del parque industrial es de hace más un año, a consecuencia de la corrupción en su gerencia.

Rolando Muñoz, dirigente de Bauxilum, detalló que de 396 celdas en Alcasa, solo están activas 12 de ellas; 56 de 905 en Venalum, y apenas un 5% de producción en Carbonorca, al igual que Sidor. Bauxilum está paralizada desde hace 17 meses, Sidetur desde hace 24 meses y 22 meses Planta Casina.

“¿A dónde han ido a parar los recursos destinados a las empresas básicas? No lo sabemos (...) La segunda entrada de divisas, no petroleras, son las empresas básicas y están paralizadas”, fustigó Muñoz.

Cuestionó también que mientras Maduro habla de discutir contratos colectivos, fue el régimen quien les impuso un tabulador que viola las contrataciones vigentes y desmejoró sus beneficios.

Muñoz denunció también la persecución contra tres trabajadores de Comsigua, apresados cuando quisieron entrar al lugar donde se grabó la cadena de Maduro, a la cual hubo poca asistencia. La intención -explicaron- era denunciar la situación en la empresa.

Cecilio Pineda, secretario de organización del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos (Sunep) de la CVG, rechazó la discusión de contratos con Maduro, por carecer este de legitimidad. Consideran que el facultado es el presidente interino Juan Guaidó.

Sobre el paro escalonado del sector público, recordó que en Guayana el régimen ha llevado a esa paralización. Anunciaron que este sábado participarán en la concentración convocada por Guaidó, que en Ciudad Guayana será desde el semáforo de Wendy’s hasta la CVG.

Aclaratoria

José Saracual, delegado sindical de Sidor, aprovechó para denunciar que en arremetida contra pemones en Gran Sabana han usado a personas con uniformes de la siderúrgica. Aclaró que “el 90% de los trabajadores de Sidor no se prestan para eso. No son los verdaderos sidoristas los usados para agredir a los pemones”.