Trabajadores señalaron que el objetivo de la plataforma es lograr la unidad de la clase trabajadora para construir un “tejido superior” que permita reforzar las bases democráticas de cara a una transición política.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Trabajadores del estado Bolívar juramentaron este viernes la Operación Libertad Sindical en Ciudad Guayana, una iniciativa para unificar a la clase trabajadora de la región, afirmó Henry Arias, secretario de Trabajo y Reclamo del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa), de cara al cese de la usurpación de Nicolás Maduro y a la concreción de la transición política en la ruta política emprendida por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

“La gente quiere la unidad del pueblo (...) Tenemos que estar todos resteados para liberar a Venezuela”, expresó Arias en un acto en el Colegio de Ingenieros de Venezuela, Seccional Ciudad Guayana, en el que participaron trabajadores de Puerto Ordaz y San Félix, Ciudad Bolívar y Upata.

La presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, explicó que la Operación Libertad Sindical es una plataforma que no viene a sustituir sindicatos, gremios o partidos políticos sino a hacer “un tejido superior” de unidad. “Llegó el momento de que las diferencias que podamos tener las apartemos y que la agenda esté orientada a la unidad. Aquí no pueden haber liderazgos individuales (…) aquí el liderazgo es colectivo (…) Si aquí no hay gobierno de transición no va a haber cese de la usurpación y no vamos a tener elecciones libres, aquí no va a haber sindicatos, ni gremios ni partidos políticos”, expresó.

Contreras invitó a que ese músculo laboral salga a las calles el miércoles 1 de mayo, cuando -destacó- la lucha no puede ser reivindicativa “sino libertaria” y en unidad.


En el acto participaron dirigentes sindicales de Bolívar y otros estados del país | Fotos William Urdaneta

       

El presidente de la Federación de Trabajadores de Táchira (Fetratáchira) y coordinador nacional de la plataforma Operación Libertad Sindical, Alberto Maldonado, aseguró que el 1 de mayo los trabajadores darán un “grito de libertad”. Recalcó que a los trabajadores venezolanos les toca “romper las cadenas de la dictadura y avanzar hacia un país de progreso”, en el que -señaló- la fuerza laboral de Guayana es clave. “Venezuela necesita el músculo y la fuerza de los hombres y mujeres de Bolívar”, ratificó.

“Este acto es una prueba de la derrota del régimen en el adormecimiento de la clase trabajadora”, enfatizó por su parte el diputado de la Asamblea Nacional, José Prat, quien coincidió en que los trabajadores son esenciales en el actual contexto de paralización del aparato productivo e hiperinflación. “No se puede pensar en dinamizar la actividad económica sin los trabajadores (…) Guayana tiene mucho que decir y mucha responsabilidad”, dijo.

El presidente del Colegio de Ingenieros, Seccional Ciudad Guayana y coordinador del Frente Amplio Venezuela Libre Caroní, Pedro Acuña, expresó que más que oro, Guayana tiene un contingente de hombres y mujeres capaces de contribuir a la reconstrucción del país. “No habrá desarrollo si desde Guayana no se da la energía que se requiere y no habrá sustitución de importaciones si desde Guayana no se produce”.

“Debemos sumar porque somos la garantía de que este gobierno usurpador caiga de una vez por todas”, agregó Hugo Medina, presidente de la Federación de Jubilados del estado Bolívar, quien valoró que la generación de relevo no tiene otro camino que salir a las calles.

Hugo Ocando, coordinador nacional de Transporte Unido por Venezuela, sostuvo que el gremio del transporte del país debe y quiere participar en la Operación Libertad Sindical. “Nos han relegado siempre, pero somos gente preparada, los primeros que estamos en la calle son los transportistas y son los últimos que nos acostamos (…) Este pueblo en la calle va a hacer que este país cambie y mejore (...) esta es una lucha de los obreros y los trabajadores”, agregó.

El presidente de la Federación de Maquinarias Pesadas, Olide Herrera, abogó por una reactivación del movimiento sindical, actualmente debilitado y resquebrajado, de cara a un cambio de gobierno. “Este movimiento sindical debe reactivarse para reconquistar sus organizaciones sindicales”, dijo, al tiempo que los llamó a reencontrarse en la calle. “Si no hay un cambio político, la suerte del movimiento sindical está en jaque mate”, alertó.

Leonel Grisett, trabajador de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor), manifestó que el próximo miércoles 1 de mayo “arranca una nueva república libre” con la participación de la ciudadanía en general que saldrá a pedir libertades y el cese de la violación de los derechos humanos y laborales.

“El primero de mayo no vamos a defender un salario porque en dictadura no hay salario”, puntualizó Camilo Torres, vicepresidente del Colegio de Enfermeros de Ciudad Bolívar, en un punto en el que coincidió el trabajador de Alcasa, Javier Torres: “No queremos un cartón de huevos o una caja CLAP, queremos la libertad de Venezuela”.

Template by JoomlaShine