Docentes de los colegios Fe y Alegría La Consolación, Jesús Soto, ETI Simón Rodríguez y Virgen Niña marcharon para exigir sueldos dignos y a tiempo.

El pago de subvención de los colegios Fe y Alegría se han pagado con retraso desde que comenzó el actual año escolar. El ministerio se tarda en bajar los recursos a la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) y los maestros -además de recibir salarios de hambre- terminan por percibir sus pagos semanales con dos y hasta tres semanas de retraso.

“Desde que comenzamos el año escolar no hemos recibido los pagos a tiempo, el ministerio baja los recursos con bastante retraso, y hoy día no hemos recibido ninguno de los pagos del mes de noviembre”, denunció Kenia González, directora del Colegio Fe y Alegría La Consolación.

 
Maestros que asisten a sus trabajos sin comer se ha hecho común en el gremio docente | Fotos William Urdaneta
 


Además de no respetarles la contratación colectiva que firmaron a mediados del año pasado, rechazan los pagos fraccionados por semana.

“Si es poco el pago, es mucho menos si lo divido en cuatro partes, el aguinaldo lo dividieron en tres partes, solo hemos recibido el primer mes”, señaló.

Maestros sin comer

Como está ocurriendo en otras escuelas, empresas, en cualquier trabajo, los maestros también asisten a sus labores sin ingerir alimento durante el día, igual como les ha tocado a los alumnos, lo que interfiere en el proceso de aprendizaje y de enseñanza.

“El día a día es que prácticamente no tenemos cómo comer, los docentes no tienen cómo llegar al colegio, pasan todo el día sin comer, porque no tienen dinero con qué comprar, nos ayudamos y hacemos colectas de comida para nuestros propios colegas”, manifestó González.


Educadores exigen un salario justo y que sea pagado a tiempo
         

Se viene la época decembrina, y muchos de ellos son padres y madres. ¿Podrán comprar ropa y juguetes a sus hijos?

“No, se hace difícil, es que no se podrá hacer este año, lastimosamente los docentes del Fe y Alegría no van a poder cubrir esos gastos”, afirmó.

Katty Vera Martínez, coordinadora del Fe y Alegría La Consolación, expuso que aunque la educación nunca ha sido bien dignificada, esta vez se ven más afectados por la misma situación país.

“Todos los aumentos que han sido por decreto, al maestro se le deja por debajo, se homologaron los sueldos y un docente con dos maestrías gana igual que un obrero, y no es mal poner al obrero, sino que si tengo una carrera universitaria, creo que merezco ganar un poquito más. El pago semanal no le alcanza al docente ni para comprar un paquete de ACE (detergente)”, lamentó.

“En el hogar de un maestro, cuando llega a su casa no tienen ni para hacer el desayuno, muchas me llaman: profe, no tengo cómo darle el desayuno a mis hijos, por lo tanto no puedo ir. Son cosas que como ser humano le parten a uno el corazón”, agregó.

Solicitaron que la carrera docente sea dignificada. Vera Martínez recordó que no se trata de volverse millonarias, pues recordó: “la carrera docente nunca será una carrera de rico, porque es una carrera social, una profesión humanizadora, pero cuando al docente no le pagan a tiempo, cuando va a comprar no le alcanza, entonces tampoco hay clases a tiempo porque tienen que vivir a expensas de alguien que le dé una cola para llegar a su lugar de trabajo, inclusive hasta a pie han venido nuestros docentes a clases”.

Son 178 escuelas Fe y Alegría en todo el país las que se ven afectadas por el retraso en el pago a sus docentes.