Los empleados fueron llevados al Palacio de Justicia de Puerto Ordaz en la tarde de este miércoles, tras más de 24 horas sin conocerse su paradero.

En horas de la tarde de este miércoles, 28 de noviembre, fueron presentados en tribunales los trabajadores de Ferrominera Orinoco detenidos la mañana del martes en el portón IV de la empresa por parte de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Aunque la audiencia fue pospuesta para este jueves, trascendió que los delitos imputados serían traición a la patria, agavillamiento, restricción a la libertad de trabajo, daño a la Nación, y porte ilícito de armas.

Más temprano, compañeros y familiares de los apresados denunciaron desconocer su paradero, pues aseguraron que luego de acudir a cada uno de los organismos de seguridad, incluyendo la Dgcim, les negaron que estuviesen allí recluidos.

Aunque aseguraron que son 10 los arrestados, hasta ahora solo hay siete identificados: Pedro Calzadilla, Alexis Perdomo, Douglas Álvarez, Endry Perdomo, Jodney Monsalve, Jairo Guillén y Nino Perdomo.

“Han pasado más de 24 horas y el Gobierno no ha dado razón de los detenidos, ni han dicho dónde los tienen. No hemos podido comunicarnos con ninguno, uno de ellos fue llevado al hospital de Guaiparo por una fractura en un dedo, pero de allí no sabemos a dónde lo llevaron”, manifestó Antonio Calzadilla, hermano de uno de los detenidos.

“Están secuestrados, no dan ningún tipo de información en dónde están, se están violando los derechos humanos, no pueden agarrar a un obrero y que a estas alturas no sepamos dónde están. El carro de un compañero lo andan ruleteando y el otro lo desvalijaron”, denunció otro de los ferromineros que tomaron este miércoles la entrada hacia las oficinas de Recursos Humanos.

“No es posible que porque reclamemos nuestros beneficios, el Gobierno nacional esté metiendo preso a los trabajadores. Le hemos dicho no a la mala política de Nicolás Maduro, nadie puede vivir con 600 y 500 soberanos a la semana, pusieron a los ferromineros a estar de mendigos en las calles. No vamos a detenernos en esta lucha”, afirmaron.

Trabajadores de Ferrominera Orinoco llevan más de tres meses en protesta por el respeto a sus derechos laborales y contrato colectivo. Hace dos meses, el 24 de septiembre, fueron detenidos por la Dgcim otros tres ferromineros en el portón IV de la compañía, y liberados más de 12 horas después. El 6 de ese mes fue el Cicpc quien detuvo a Abdul Hurtado, secretario de Trabajo y Reclamo del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), aún en reclusión.