El estudiante de Ciencias Fiscales, Ernesto Barrera, recalcó que 85% de los alumnos usa el transporte estudiantil. “No podemos ver clases sin transporte”, reiteró, al tiempo que puntualizó que en el actual clima de deterioro no han logrado terminar “ni el 50% de ninguna materia” de un semestre cuyo fin fue postergado hasta mayo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El deterioro de los espacios de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) es cada vez más notorio. Este lunes, cuando los estudiantes reanudaron actividades académicas se consiguieron con que no solo no había transporte estudiantil, ni agua, ni alumbrado en las aulas, ni seguridad ni aires acondicionados. Tampoco había servicio de comedor. “No hay nada”, escribieron en hojas de cuaderno que mostraron en una tranca que arrancó a las siete de la mañana en la avenida Atlántico de Puerto Ordaz y se mantenía aún después del mediodía.

“No hay transporte estudiantil, no hay comedor, ni almuerzo ni cena, no hay servicio de fotocopiado ni seguridad. Las aulas no están aptas para estudiar y las autoridades no se han reportado”, expresó Catherine Pulido, estudiante de Ciencias Administrativas. “Yo tengo la suerte de que me pueden traer, pero hay estudiantes que se deben venir caminando desde el semáforo de la Unexpo o desde Alta Vista con la incertidumbre de si va a haber clases o bajo el riesgo de ser asaltados”, dijo Pulido.

       
Además de transporte estudiantil, comedor y alumbrado en las aulas, los estudiantes de la UNEG reclaman seguridad

La estudiante Meilyn Masciotti, de la carrera de Contaduría, contó que pasó una semana sin acudir a las aulas por el déficit de transporte y por la falta de efectivo para cubrir el pasaje. “Hoy vine porque conseguí efectivo prestado, pero nos están privando de nuestros derechos”, destacó.

 Además de la falta de transporte y comedor, los estudiantes señalan que en la mayoría de las aulas no hay bombillos, por lo cual ven clases bajo iluminación natural. Pedro Pérez, estudiante del primer semestre de Contaduría, aseguró que estas condiciones lo afectan. “Soy de Upata, pero me quedo en casa de un familiar en Unare. Me tengo que venir caminando, a veces sin desayunar ni almorzar y por eso cuento con el comedor. En los salones, aparte, no hay luz y no veo bien, me afecta bastante”, indicó.

 Ernesto Barrera, estudiante de Ciencias Fiscales, recalcó que el semestre debería haber terminado en marzo, pero fue alargado hasta mayo y, en estas condiciones, “no hemos terminado ni el 50% de ninguna materia”. “Pedimos que las autoridades se pronuncien y se avoquen a nuestras necesidades. Al ministro, al mismo presidente que está acá y no tenemos respuesta”, agregó.

Mientras un grupo de estudiantes cerraba la avenida Atlántico en ambos sentidos, una representación estudiantil se trasladó hasta la sede administrativa de la UNEG en la avenida Las Américas para reclamar soluciones. No obstante, Barrera sostuvo que no reciben respuesta porque las autoridades están a la espera de un reajuste de presupuesto.

“85% de los estudiantes usa transporte. No podemos ver clases sin transporte”, reiteró.

Los estudiantes aseguraron que no verán clases hasta que sean restituidos los servicios de transporte y comedor, y las autoridades mejoren las áreas de estudio.

 
Además de transporte estudiantil, comedor y alumbrado en las aulas, los estudiantes de la UNEG reclaman seguridad