Opinión

Es un hecho que China y Rusia han metido mucho dinero en Venezuela y que la inversión en Maduro puede salirles muy onerosa. Es entendible, entonces, que traten de cuidar sus intereses.
El padrenuestro, esa oración que el mismo Jesús nos enseñó, es una oración que a mí me encanta, por lo profunda, por lo completa, y porque de entrada, nos dice que todos somos hermanos.
La unidad no significa sacralizar a nadie: los errores deben ser señalados con espíritu constructivo para que se corrija el rumbo. Los intereses del país deben estar en primer y preponderante lugar y, por último, después del último, es cuando debieran aflorar las aspiraciones individuales y grupales.
En esta su primera novela, contextualizada en la Caracas de los apagones, los asesinatos, la crisis económica y política, se potencia el uso estético del lenguaje y el desarrollo de argumentos que se van entrelazando de una forma magistral.
Más de uno se está haciendo el sueco en Noruega. Ninguno de los que está allá es tonto. Pero no pocos de los que van o de los que dirigen desde aquí, o desde La Habana, se hacen los tontos.
Template by JoomlaShine