Opinión

Violar la Constitución no es una opción opositora para salir de esta tragedia. No se puede cometer el error que tanto se critica y ataca cometiendo el mismo error. El tiempo corre indetenible e imperturbable.
Los hechos de la historia muchas veces se confunden con el mito y terminan siendo, en el mejor de los casos, un fantástico recuerdo de algo que quizás nunca llegó a ocurrir.
Es la ciudadanía, el estado de derecho, la libertad, en lo que todos debemos enfocarnos. Así reaprendemos sobre la sociedad y sus más altos principios; incluyendo aquí a nuestros ahora estáticos militares.
En México se plantea en estos días una polémica por los reiterados ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador que no se ahorra palabras para denominar como “prensa fifí” y “hampa periodística” a los comunicadores y los medios.
En 2003 se instala barrio adentro y vemos erigirse unas estructuras poligonales de pequeño formato, en conglomerados carenciados del territorio nacional. Lo cierto es que BA aventó a presuntos matasanos cubanos a la patria de Bolívar. En realidad, un ejército de ocupación sin uniforme militar, encargado de penetrar los sectores más vulnerables de la sociedad para ideologizarlos.
Template by JoomlaShine